En la mañana de Pascua de Resurrección, el Señor te vino a buscar, M. Inmaculada

Hna. Inmaculada Louzán

Nacida en Finisterre (Galicia) en una familia numerosa de hondas raíces cristianas, muy pronto sintió la llamada de Dios a consagrarse en Nazaret. Entró en la congregación a los 15 años. El Postulantado y el Noviciado en Aiguafreda le reafirmaron su vocación misionera y cuando M. Cecilia Cros pidió voluntarias para ir a Latinoamérica no dudó en ofrecerse.
Muchos años en Venezuela fueron testigos de su entrega como maestra en diferentes colegios. Exalumnos del Colegio M. Cecilia Cros de Altavista (Caracas) recuerdan con gratitud su labor docente misionera.
Destinada después a Colombia, trabajó con entusiasmo en Medellín y en Colón, donde llevó a cabo una buena misión tanto en la Escuela como en la parroquia.
De natural alegre, le gustaba enseñar y era de buena relación con todos.
Los últimos años los vivió en el Colegio San Blas, en Madrid, en la comunidad de la Sagrada Familia de Güimar, en Los Llanos de Aridane, en Aiguafreda y últimamente en la comunidad de la Sagrada Familia de Barcelona, desde donde Dios la vino a buscar precisamente en la mañana de Pascua de Resurrección. En paz descanse.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print