Celebramos 25 y 50 años de fidelidad. Bodas de Plata y Oro de consagración religiosa

Flora Martín, Mercè Casamor, María Martínez, Cristina López y Marta Molina

2 julio 2022

Fiesta, fiesta grande, fiesta de Alianza, fiesta de gozo para todos y todas las que estamos aquí, fiesta de consagración en Nazaret, fiesta misionera.

El Misterio del amor de Dios siempre nos sobrepasa y siempre nos atrae, y el ver mujeres consagradas como Flora  con 50 años de profesión, años de vivencia de la alianza y 25 de Mercè, Cristina, Mary y Marta, dónde se manifiesta la Fidelidad de Dios en la fidelidad de cada una de ellas.

Podemos decir que TODO ES GRACIA

La cercanía de Jesús, razón de ser de sus vidas, es la gran fuente de alegría, por eso bien podemos repetir con San Pablo, la invitación a la alegría, a ellas y a todos, alegraos.

Alegraos en el Señor, misioneras de Nazaret, porque vuestra entrega ha sido y es patente a todos los testigos de vuestras vidas. Camerún, Indonesia, España , Australia saben de vuestro buen hacer y de vuestra entrega.

El compromiso, la fidelidad siempre son fuente de alegría. Alegrémonos.

Con la alegría, la Gratitud. Acción de gracias porque Flora, Marta, Cristina, Mercè y Mary son misioneras, porque el Señor Jesús es el centro de sus vidas, su corazón es universal y su mente está abierta a toda cultura. Gratitud porque saben reconocer todo lo bueno, todo lo noble, todo lo bello, y saben encontrar todos los rasgos que Dios deja en sus criaturas. Saben amar.

Con el pan y el vino hoy pondremos sobre el altar la vida de cada una, para que, al renovar su consagración, se haga más evidente su ser sal y su ser luz del mundo. Vidas consagradas capaces de dar sabor cristiano a todo lo humano, vidas que son luz para el camino, porque viven en el corazón del que es la Luz del mundo.

Si la profesión, la consagración se hace siempre dentro de la celebración de la Eucaristía por lo que tiene de entrega, de alianza, de deseo de transformación en Cristo Jesús del que, quien profesa quiere tener los mismos sentimientos, con mayor razón la celebración de tantos años de vida consagrada la festejamos hoy en la Eucaristía, manantial donde cada día bebemos con gozo el agua viva de las fuentes de la salvación que proclama el salmo.

Comenzamos nuestra celebración en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, en nombre de Dios Trinidad que las llamó hace tiempo por su nombre para que fueran sus colaboradoras, sus cómplices en la hermosa misión de educar infancia y juventud, fruto de su contemplación del Misterio de Nazaret.

Con el corazón lleno de gratitud al Dios Fiel celebramos la fidelidad gozosa de nuestras hermanas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Share

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Other articles